Los Iral-Roldán

Otra de las familias felices que encontré en Medellín fueron los Iral Roldán. Sonrisas. Camaradería. Espontaneidad. Cuatro artistas únicos. Mil historias de personajes tenía David y su hermana puede pasar perfectamente como voz de las tiras mexicanas, "no manches, guey". Una sesión muy divertida y el resultado fue la felicidad de una familia paisa muy querida y especial. De nuevo gracias por compartir conmigo un día de sus vidas.

















PabloComment