El encuentro de Maria y Ricardo

Buscando o sin buscarse. Maria Angélica y Ricardo se encontraron. Que nota! El amor total que se tienen seguro irá con ellos no importa a dónde. Se encontraron para ser felices. Fue a la medida. Se miran y se entienden. Se quieren. Son cómplices. Su sentido del humor y la forma en que viven cada uno de sus momentos es envidiable. "Vamos a hacer el first look afuera al lado del lago que es muy lindo", planeamos. Pero la lluvia tenía su propio plan. No importa. "¿Abajo hay parqueadero?", pregunté. Todos se miraron. "Si...". Y nos fuimos para allá.

¿Carros? Si. ¿Luces de tubo largas y señales de parqueadero? También. ¿Oscuro? Si, muy oscuro. Allá estábamos con Maria Angélica y Ricardo listos para vivir otro de sus encuentros. Otro primer encuentro. Esta vez vestidos de novios. Perfumados. Impecables. Allá, en el sótano 2 de la torre 4.

Perdón, ¿Dónde? No importa. ¡Que pareja! ¡Que amor! ¡Que parqueadero!!

Quedará para siempre ese recuerdo. Esas fotos especiales en un lugar donde a nadie más se le hubiera ocurrido hacer un primer encuentro el día del matrimonio. Estoy convencido que estas fotos las embellecen las personas. En este caso Maria Angélica y Ricardo. Y si son un par de novios bacanes como ellos, no habrá nunca un problema de dónde verse por primera vez y quererse todos los años que vienen.

Gracias chicos por aceptar verse minutos antes de su matrimonio y sólo les deseamos felicidad para siempre. No importa dónde estén. Parqueados.

Maquillaje: VIDIVA

Las fotos de Maria Angélica y Ricardo

















MÁS FOTOS ACÁ: SLIDESHOW


La machita, la machera

"¿Y qué pasa si nos llueve?" A esa pregunta generalmente respondo "Super. Compren unos paraguas lindos y pónganse botas machita". Después de silencios largos y a veces muy cortos, por lo regular descartan verse antes y abominan la idea de la bota negra de caucho.

Con Maria y Juan fue diferente. La historia siguió y nos paramos en la misma página. ¡La machera! "Ya tenemos las botas y los paraguas", me dijo por teléfono Maria dos días antes de la boda. Ahora la fuerza era, entre comillas, para que al menos lloviznara... Pero no llovió a las 4pm hora del First Look!!!

Caminamos por el campo de golf del club Pueblo Viejo y nos entretuvimos haciendo fotos. Después llegó el momento de seguir el protocolo del matrimonio, la ceremonia, la recepción, la rumba que estuvo increíble y un gran recuerdo que quedará para siempre en fotos!

Al final de esta serie de fotos hay algunas del confesionario... donde generalmente uno de los novios da un poquito más de información acerca de temas candentes...

Gracias a Maria y Juan que se aventuraron a cambiar tradiciones y decidieron llevarse unas fotos realmente especiales y diferentes.


Que carajo: Trash the dress!

Si compró el vestido. Si lo alquiló. Hágale. Después del estrés y desestrés del matrimonio póngase el vestido otra vez. Ya no tan maquillada. Ya no tan peinada. Si se ensucia un poquito más el vestido no importa. Tampoco si se acerca un minino con ganas de afilarse las uñitas con el vestido... Hay profesionales en el oficio que le hacen la vuelta de dejarle el vestido como nuevo. Y listos.

A cambio usted queda con unas fotos fantásticas después de su matrimonio. Con pinta de poster. De Fine Art como algunos le llaman a eso. Los gringos por ejemplo le dicen "trash the dress". Acá le diríamos "despedida de casado al vestido". Ya sin afanes. Sin invitados esperando ver a los novios en el coctel de bienvenida. Sin la mamá y la tía puyando para que los novios le apuren y no se tomen más fotos.

Cero estrés. Todo el tiempo del mundo. Y en un escenario como me gusta a mi, poco convencional. Es por eso que en mi búsqueda de hacer fotos que cuenten historias y que saquen del contexto a los novios he encontrado sitios increíbles. Una carpintería, una playa, etc...

Para hacer la cosa más gráfica he decido usar algunas de las fotos que he hecho sobre este tema. Incluyo las del matrimonio de mi hermano Diego y Nella en Chincha, Perú y las de Carlos y Natalia en la Calera., parejas encantadoras que disfrutaron su sesión como nunca. Literal: como nunca. Tomamos las fotos después de su matrimonio. Ya con el corbatín para un lado o sin corbatín. Ya sin la preocupación de los bordes del vestido blanco. Y sin zapatos. Con todo el tiempo en nuestras manos. Mucha arena entre los dedos de los piés y miles de sillas arrumadas entre la viruta.

El "trash the dress" es una sesión de dos horas que le regalo a los novios que me contratan en su matrimonio. O para los novios que ya tienen fotógrafo contratado pero que les gusta tener en sus memorias fotos artísticas, por decirlo de alguna manera. El mensaje también va para todos los novios que tengan por ahí sus vestidos en el archivo del pasado. Los invito a hacerse una sesión de "trash the dress" y gozársela toda.






























Amor en Márquez: Laura y José Maria

Es una nota cuando los novios se convierten en amigos del fotógrafo. Laura y José María son de esos novios que uno quiere desde que los conoce. Cuadramos hacer fotos antes del matrimonio en la Hacienda Marquez. Una sesión de compromiso que fue mixta pues parte fue con la D700 y la otra con mi iPhone 4s y la aplicación Disposable. Uff!!

Risas. Muchas risas. "¿Y ahora cómo nos paramos?". "Vayan hasta allá y se vienen corriendo". Que buena sesión de compromiso! Para el matrimonio, Jóse y Laura escogieron verse antes en el "First Look". Increíble. Y después todo fue una fantasía. Hasta el Burrito que le da los buenos deseos a los novios. Y llovió mucho, pero el agua no opacó ni un segundo la celebración de este gran amor. Con Nico Fernandez y Cristina Restrepo logramos unas fotos lindas de una pareja especial a la que queremos como familia y a quienes les deseamos toda la felicidad del mundo. Y que vengan los hijos!!

































Caminando en Cartagena...

Con el amor!

Cata & Edward se soñaban con su boda después de 11 años de noviazgo. Y decidieron de forma heróica irse para Cartagena con sus amigos más cercanos que en realidad son extensiones de su familia. Se lanzaron al First Look (verse antes de la ceremonia, darle la exclusividad al novio de ser la primera persona de ver a la novia!!!). Espectacular, natural, espontáneo. La hora: 4.30 de la tarde. Perfecto. Con zapato puesto y toda la pinta encima, salimos a caminar en Cartagena. Que delicia. No hay esquina fea. Y lo que en otras circunstancias se puede ver como algo feo, en esta ciudad amurallada es divino. Perfecto escenario para fotos casuales.







Increíble, una pareja increíble

Marcela y Jose Carlos funcionan divinamente como equipo y estoy seguro que así llegarán unidos hasta el final del cuento. Se arriesgaron a verse antes de la ceremonia. Ganadores. Y ellos tendrán sus palabras al respecto. Pero se vieron emocionados y muy cariñosos. Cuando nos sentamos a ver las fotos pude ver la pasión que sienten por su encuentro previo. Espectacular. Íntimo. Único. Son mis palabras. Luego nos encontramos los tres de nuevo. Fue una reunión muy simpática con desayuno abordo. Delicioso. Estas son algunas de las fotos que hicimos ese día maravilloso en que se unieron definitiva y oficialmente este par de parceros. Detener el tiempo es mi pasión...


Para ver el slideshow: HAGA CLICK ACÁ