Un día de familia para toda la vida!

Las fotos de familia me encantan. Si es una familia numerosa, buenísimo. Si son dos nada más, también. Si son tres, super. Si son primos! Si los amigos del cole son la familia! Si la mascota ya es como de la familia! Uffff! Todo lo que suene a familia sirve!!

¿Qué día? Cualquier día sirve. ¿Cuántas horas? Todo el día. De día, de noche, en la tarde. Es una  modalidad de retratos que hago para familias y la verdad me tienen absolutamente feliz: un día con la familia... Peña Henao! Los González Gómez! Los Sánchez Builes! Salgado Agudelo! y así...

La idea es registrar todo lo que pasa en un día normal de sus vidas y volverlo histórico. Repetirlo cada año! Que se convierta en una fecha especial. "Cómo se creció Santiago y se le fue el pelo!" "A Gabriel no le pasan los años" "Mariana ha sido una princesa desde chiquita" y así. Tener para mostrar, para recordar. Para volverse a abrazar. Otra excusa para volverse a reunir con amigos...

De esta manera se podrá ver la evolución de una familia, de los amigos a través de los años...

Hay fotos espontáneas durante el desayuno, mientras se visten... cuando se fueron para el colegio, en vacaciones en la finca. Caminando por ahí...  No hay límites. Todo es especial.

Pues bien, acá les dejo algunas de las imágenes de las familias que compartieron su espacio conmigo y que lo repiten y lo repiten y lo repiten...


















































































































La familia es lo mejor que le pudo pasar a uno.




Comida: Buenos Muchachos

El horno listo. La leña lista. La masa lista. Ingredientes gourmet listos. El operario, listo. Y yo listo con la cámara para hacerle fotos a todo el proceso de elaboración de pizza "a la leña". Para mí, la mejor que he visto en Bogotá. ¿El local? Muy bien decorado. Bombillos neuyorquinos. Escaparates antiguos. Puertas de madera restauradas. Piso hecho a mano. Las sillas, espectaculares: de madera, antiguas y en perfectas condiciones. Letreros, fotos viejas. La mesera, divina... Todo espectacular. Y cuando probé la pizza le puse 10 puntos a todo. Una deliciosa experiencia.

Les dejo algunas fotos y la dirección para que se echen la pasada y verán que me volví a quedar corto describiendo.

Si le gusta la pizza o si no ha encontrado una que realmente le guste, le recomiendo que vaya a Buenos Muchachos.

Cra 13 #78-62, Bogotá-Colombia.


















Pablo Salgado Photography © 2012. Pablo Salgado Photography toma fotos de comidas en Colombia. Pablo Salgado Photography es Pablo Salgado, fotógrafo de comida orgánica en Bogotá. Pablo Salgado Photography es Pablo Salgado, fotografía de comida de forma no convencional. Pablo Salgado Photography es Pablo Salgado, fotógrafo de comida tradicional. Pablo Salgado Photography es fotografía artística de comida. Pablo Salgado Photography es fotografía de restaurantes tipo reportaje gráfico. Pablo Salgado es fotógrafo de comidas en Colombia. 



Con La Leo Espinosa

Es chef. Costeña. Su nombre completo es Leonor Espinosa. Tiene unas gafas enormes. Se ríe bastante. No pude identificar su edad, pero se mantiene bien. Es reconocida en el medio y tiene buena sazón, dicen. Me invitó la Revista Bocas a hacerle fotos para una columna fija en la revista.

Tomé las fotos en la terraza de B.O.G. Hotel. Con algunas limitaciones pero con recursos a la mano. El set improvisado me gustó y el plano abierto les muestra cómo la encaramé y usé un background que me prestaron. Dos luces y chao.

Claro que tuve que jugar con la luz y el reflejo en sus enormes peceras. Simpática. Le dije que moviera el pescuezo para un lado y para otro. Cara allá, ojos acá. Le dije. Le pareció chistoso y se rió. Por algo me recordarás... le dije. Ajá, dijo.

Acá algunas de esas fotos que le dije que le haría y que se las iba a regalar...

Chef Leo Espinosa para revista Bocas


El set...

Chef Leo Espinosa para revista Bocas

Pablo Salgado Photography © 2012. Pablo Salgado Photography toma fotos de personajes en Colombia. Pablo Salgado Photography es Pablo Salgado, fotógrafo de retratos editoriales en Bogotá. Pablo Salgado Photography es Pablo Salgado, fotografía de gente no convencional. Pablo Salgado Photography es Pablo Salgado, fotógrafo de artistas famosos. Pablo Salgado Photography es fotografía artística de personajes. Pablo Salgado Photography es fotógrafo de actores colombianos. Pablo Salgado es fotógrafo de gente famosa en Colombia. 



El encuentro de Maria y Ricardo

Buscando o sin buscarse. Maria Angélica y Ricardo se encontraron. Que nota! El amor total que se tienen seguro irá con ellos no importa a dónde. Se encontraron para ser felices. Fue a la medida. Se miran y se entienden. Se quieren. Son cómplices. Su sentido del humor y la forma en que viven cada uno de sus momentos es envidiable. "Vamos a hacer el first look afuera al lado del lago que es muy lindo", planeamos. Pero la lluvia tenía su propio plan. No importa. "¿Abajo hay parqueadero?", pregunté. Todos se miraron. "Si...". Y nos fuimos para allá.

¿Carros? Si. ¿Luces de tubo largas y señales de parqueadero? También. ¿Oscuro? Si, muy oscuro. Allá estábamos con Maria Angélica y Ricardo listos para vivir otro de sus encuentros. Otro primer encuentro. Esta vez vestidos de novios. Perfumados. Impecables. Allá, en el sótano 2 de la torre 4.

Perdón, ¿Dónde? No importa. ¡Que pareja! ¡Que amor! ¡Que parqueadero!!

Quedará para siempre ese recuerdo. Esas fotos especiales en un lugar donde a nadie más se le hubiera ocurrido hacer un primer encuentro el día del matrimonio. Estoy convencido que estas fotos las embellecen las personas. En este caso Maria Angélica y Ricardo. Y si son un par de novios bacanes como ellos, no habrá nunca un problema de dónde verse por primera vez y quererse todos los años que vienen.

Gracias chicos por aceptar verse minutos antes de su matrimonio y sólo les deseamos felicidad para siempre. No importa dónde estén. Parqueados.

Maquillaje: VIDIVA

Las fotos de Maria Angélica y Ricardo

















MÁS FOTOS ACÁ: SLIDESHOW


Que carajo: Trash the dress!

Si compró el vestido. Si lo alquiló. Hágale. Después del estrés y desestrés del matrimonio póngase el vestido otra vez. Ya no tan maquillada. Ya no tan peinada. Si se ensucia un poquito más el vestido no importa. Tampoco si se acerca un minino con ganas de afilarse las uñitas con el vestido... Hay profesionales en el oficio que le hacen la vuelta de dejarle el vestido como nuevo. Y listos.

A cambio usted queda con unas fotos fantásticas después de su matrimonio. Con pinta de poster. De Fine Art como algunos le llaman a eso. Los gringos por ejemplo le dicen "trash the dress". Acá le diríamos "despedida de casado al vestido". Ya sin afanes. Sin invitados esperando ver a los novios en el coctel de bienvenida. Sin la mamá y la tía puyando para que los novios le apuren y no se tomen más fotos.

Cero estrés. Todo el tiempo del mundo. Y en un escenario como me gusta a mi, poco convencional. Es por eso que en mi búsqueda de hacer fotos que cuenten historias y que saquen del contexto a los novios he encontrado sitios increíbles. Una carpintería, una playa, etc...

Para hacer la cosa más gráfica he decido usar algunas de las fotos que he hecho sobre este tema. Incluyo las del matrimonio de mi hermano Diego y Nella en Chincha, Perú y las de Carlos y Natalia en la Calera., parejas encantadoras que disfrutaron su sesión como nunca. Literal: como nunca. Tomamos las fotos después de su matrimonio. Ya con el corbatín para un lado o sin corbatín. Ya sin la preocupación de los bordes del vestido blanco. Y sin zapatos. Con todo el tiempo en nuestras manos. Mucha arena entre los dedos de los piés y miles de sillas arrumadas entre la viruta.

El "trash the dress" es una sesión de dos horas que le regalo a los novios que me contratan en su matrimonio. O para los novios que ya tienen fotógrafo contratado pero que les gusta tener en sus memorias fotos artísticas, por decirlo de alguna manera. El mensaje también va para todos los novios que tengan por ahí sus vestidos en el archivo del pasado. Los invito a hacerse una sesión de "trash the dress" y gozársela toda.






























Viendo a Don Chinche

Un personaje. Una leyenda de la televisión colombiana. La Revista Bocas me invitó a hacerle fotos a Héctor "El Chinche" Ulloa. La sesión fue en su casa. Estaba muy cachaco Don Chinche. Le vi a ratos un look muy a lo Luis Carlos Galán (una versión más creativa digamos). Después de la entrevista llegaron los retratos. "Maestro", le dije... "¿Tiene el vestuario de Don Chinche?", le pregunté. "Si, pero me da pereza ponerme eso", me respondió. "Maestro, hagámosle un homenaje a ese personaje tan querido..." Finalmente aceptó volver a ser Don Chinche y se vistió.

Y para la calle de una. Salió con la chaqueta en el brazo porque ya no le cierra en la zona del ombligo. Con maleta en mano nos fuimos a caminar. Le empecé a recordar a sus "colegas" de la serie y empezó a hacer los gestos típicos del personaje. Que delicia de sesión.

Estas son algunas de las fotos que no salieron publicadas en la Revista Bocas. Mi edición.

Bien pueda siga sumercé...