De la sierra, la lluvia y esos amores...

Era el viernes 23 de noviembre. Pasadas las 10 de la mañana ya había visto el famoso tren de Santa Marta. Me separaban 48 kilómetros del paraíso. La base de la Sierra Nevada de Santa Marta. Ahí a la izquierda unos mil metros está el mar. En el fondo. Pasando las cortinillas que forman las palmas de coco. Entre quebradas que bajan de la montaña con su memoria. Sus leyendas. Historias por contar. Caminos indios. Cabañas rústicas. Todo lo que quepa en la palabra "exótica", vale.

Gente querida por todas partes. Sonrisas. Brisa suave. Lluvia. Mar. Playa virgen. Koralia. Y un par de manos apretando mi espalda, brazos y piernas en el spa. Era la antesala al matrimonio de Aleja y Camilo.

Noche de terapia bajo la lluvia intensa. Delicioso. Estaba alojado ahí, en el Hotel Playa Koralia.

Treinta y pico invitados bajo un atardecer con caja de luz tenue en el cielo. Ceremonia. Anillos. Besos. Palabras. Sentimientos. Abrazos. Jugos naturales. Y vamos a fotos. Arena entre los dedos del pie. Brisa suave golpeando la guayabera. Fogatas enormes encendidas. Si no fuera por las olas, caramba...

Cena. Fiesta. Tamboras. Las historias de Mulkuabi, el asistente que me ayudó esa noche. Venía directamente de la comunidad Kogui. Con su mochila. Noche de luna llena. Globos con mil deseos. Danzas en la arena. Tambores. Gaitas...

Al día siguiente, otra vez fotos. Otra vez novios. Fue una sesión deliciosa bajo la lluvia. Nunca antes visto. Esta vez descalzos y sin paraguas. Felicidad absoluta.



boda en playa koralia - pablo salgado

boda en playa koralia - pablo salgado

boda en playa koralia - pablo salgado

boda en playa koralia - pablo salgado

boda en playa koralia - pablo salgado

boda en playa koralia - pablo salgado

boda en playa koralia - pablo salgado





Pablo Salgado Photography © 2012. Pablo Salgado Photography es fotografía de matrimonios en Colombia. Pablo Salgado Photography fotografía de matrimonios en Santa Marta. Pablo Salgado Photography fotografía de matrimonios no convencionales. Pablo Salgado Photography fotografía artística de matrimonios. Pablo Salgado Photography es fotografía de matrimonios estilo reportaje gráfico. Pablo Salgado es fotógrafo internacional de matrimonios.



Días felices en Canadá

Me tomé un descanso y me fui a visitar a la familia que vive en Canadá... Conocí a mi sobrino Agustín. Me posó. Y mi hermana también!

Pude disfrutar el último tramo del otoño. Me di gusto tomando fotos. Siempre será una ventaja tener una cámara cerca.

Por ahí verán unos efectos interesantes que logré con las nuevas ópticas que se unieron a mi equipo, de las que les contaré en otra entrada. Por ahora seguiré cacharreándoles para cogerles el tiro.

Para fotógrafos:
Estoy practicando las fotos en P Mode. Si su cámara tiene esta opción, podría intentar hacer fotos durante un tiempo. Vale la pena. Muy pronto daré algunos tips de cómo sacarle el mejor provecho al MODO P en las cámaras que tienen esa opción.























Colón Colón

La dirección de teatro es una de las cosas que mi papá más disfruta en la vida. Y en este momento está en el montaje de su más reciente creación: Colón Colón. Me invitó a uno de los ensayos para tomarle fotos a los artistas. Fue una experiencia muy divertida. Gracias a la invitación, tuve la oportunidad de conocer personajes realmente simpáticos y divinamente disfrazados.

Me quedé a ver todo el ensayo y de verdad la pasé muy bien. Lo que más me gustó fue ver a mi papá haciendo lo que más le gusta en la vida...

La obra se estrena el 21 de noviembre en la UNAM de Ottawa... si pasa por ahí... Pare a verla.


























Pintando con luz para Don Juan

Una llamada. Tres lugares. Dos al oeste, uno en el centro. Todos en Cali. "Hola, soy fotógrafo de la Revista Don Juan". Da un estatus diferente. "Y qué, no necesita asistente?". Me dicen. Todavía no me han tocado las viejas, les digo. Bares y restaurantes de Cali.

Y poco a poco. Calle a calle. Voy conociendo la ciudad donde estoy viviendo. Y paré en los bares. Y conocí gente. Todo a mi disposición. Sets interesantes. Botellas. Vasos. ¿Y la luz? Hacía rato no experimentaba hacer fotos pintando con luz.

"Unas a los locales y otras a las botellas emblemáticas". Hecho. Click.

En el mundo de la fotografía de producto, quizá, las botellas y el plástico son de los elementos más difíciles de fotografiar. O una empanada o unos granos de maní. Pues para estas botellas, saqué mis linternas de led y me puse a dibujarlas con luz, tratando de evitar los reflejos.

Trípode. Apertura super cerrada, velocidad lenta. Y timer.  Se hacen los ajustes y se van logrando los resultados que uno quiere. "Qué hace ese man", se  preguntaban por ahí.

Fue un ejercicio divertido. Espero poder compartir con ustedes muy pronto el material publicado.







Le tomé una foto a la Reina Isabel

Tranquila. Muy tranquila, Con sus guantes bien puestos. Peinadísima. Con un collar impecable. Su cartera colgando de su brazo. Y su mano derecha dispuesta a saludar y a despedirse. No importa el orden. Éramos la reina y yo. Frente a frente. En realidad fue un encuentro increíble y muy especial. En Oxford Circus.

Gran personaje. Pequeña. Pero poderosa. Vieja, pero sin arrugas. Lenta, pero sonriente. Doña Isabel II: es una muñeca. Literalmente. Y calcomanía. Y llavero...

En mi viaje a Londres este junio, tuve el privilegio de comprar a la Reina Isabel por la módica suma de £15.00. Ahí estaba. En la vitrina de una tienda de tarjetas. Con la manita levantada. Con ella le decía adiós a quienes pasaban. O saludaba. O las dos. Y a los que no pasaban por ahí, también los saludaba.

Sólo un poco de luz sobre su cartera basta para que la Reina salude o se despida del mundo entero. En las noches descansa. "Deja esa mano quieta". Pero apenas amanece arranca a menearla simpáticamente. No se despeluca ni se descompone. Es toda una Reina Isabel, solar.

Hoy puse a prueba una luz nueva con la que estoy dándole otro look a mis fotos. Y de verdad confieso que fue un verdadero honor probar esta luz con su majestad doña Isabel II. Me impactó su sonrisa permanente a pesar de estar jugando con la lámpara en su presencia y haciéndole fotos... Claro que estoy agradecido con la pequeña alteza.

"Quieta para la foto", mamita. Y la mano no se movió más. Tal vez no quería más fotos.







En Cali, v.

No podía dejar pasar este episodio sin comentarlo. Hace unas semanas, que no pasan de cuatro, decidimos mudarnos para Cali, Valle. El cuento corto es que estamos felices. Las niñas ya no tosen. Dormimos a pierna suelta y con chicharras de fondo que nos cobijan en su alegría. Y somos entonces más felices con amaneceres soleados. Cielos azules. Delicioso.

Tuve que volver a la ensalada y al mejoramiento de la dieta después de sacar de circulación bastante pandebono, pandeyuca, almojábana. Pero no se acaban! Pero uno sí se va arrodillando ante esa tentación y no podía seguir así. De manera que regresé al menú de las ensaladas y las vitaminas. En una semana me lanzo al agua a nadar.

Ver a mis hijas felices, montando bici, patineta y rodeadas de familia y vecinitas de la misma edad, me tienen muy contento. Verlas en vestidos ligeros y achajuanadas.

La luz para la fotografía es una bendición y ya estoy empezando a disparar atardeceres en paisajes realmente únicos. El clima es caliente. No hay duda. Pero a las 5 de la tarde es el clima del paraíso, y a eso métale cholado o lulada y verá la gloria.

El 2 de marzo de 2013, Karen y Jairo se casan en Cali. Estuve con ellos caminando por los campos de golf de un club al sur de Cali desde donde se ven enormes los Farallones. Y más arribita los colores más lindos que haya visto en mi vida. Y esto es Colombia señores.

Abrazo desde la Sultana del Valle. Tierra de gente chévere, sioqué.